fotógrafa

Vender un servicio es una de las posibilidades cuando quieres ser un emprendedor.

Tres ideas opciones para hacerlo son la de: ser autónomo o freelance (1), ofrecer servicios en representación que pertenecen a un tercero para promoverlos y venderlos (2). De igual manera podrías considerar la opción de comprar una franquicia (3).

A continuación vamos a adentrarnos al mundo de un autónomo o freelance.

Convertirte en freelance

¿Terminaste una carrera técnica o universitaria y la quieres poner a disposición de un grupo de clientes?

Si eres abogado, contador público, administrador, mercadotecnista, electricista, psicólogo, educador. Estas y muchas más profesiones pueden ser de interés a un mercado en específico.

Empezar a ofrecer tus servicios

Primero lo primero. ¿Cuáles son tus capacidades y qué tipos de servicio puedes ofrecer? desde un diagnóstico, una consultoría, una capacitación, horas de trabajo dentro de la empresa de tu cliente.

Elige el tipo de cliente a quien deseas atender: consulta de persona a persona, a una microempresa, a un negocio establecido, o a una gran empresa.

Definición de precios

Lo ideal es que hagas un ejercicio a la inversa. Cuáles son tus gastos fijos mensuales de manutención, vivienda, servicios, transporte. Divide el total de tus gastos entre la cantidad de horas al mes que vayas a trabajar, si lo decides puede ser de lunes a viernes o de lunes a sábado.

El total de tu costo de vida, dividido entre el total de horas que pienses trabajar por mes, nos dará una hora hombre.

Analiza si el costo por hora es razonable y puede estar dentro de lo que puedan pagar tus clientes para el tipo de servicio que ofrecerás.

Atención al cliente

Cuando ofrecemos un servicio, es muy importante la personalización con el cliente, adaptarnos a sus necesidades y mantener el mismo nivel de calidad aunque se trate de diferentes clientes.

La atención al cliente es tan esencial para lograr que queden satisfechos y una vez terminada el proyecto contratado, te consideren para futuros proyectos.

Estimación de horas

Como se trata de ti mismo ofreciendo el servicio, es muy importante que seas realista y veas la cantidad de horas disponibles que puedes dedicar por semana.

Es mucho más valioso ser honesto con el cliente y decir, te puedo dar servicio por 5 o 10 horas, que decirle a éste y a otros más que sí.

Escalabilidad del servicio

Tu negocio de servicios crecerá en cuanto vayas contratando personas que ofrezcan el mismo servicio bajo tu nombre y así en lugar de ser freelance, puedas convertirlo en un despacho de asesores con tus propios estándares de calidad.

Servicios virtuales

También es valioso mencionar que con la globalización del mundo y las facilidades de comunicación, gracias a Internet, los servicios que das se pueden ofrecer no solo a tu ciudad, sino a cualquier lugar donde se hable tu idioma.

Contar con una página web, una cuenta para cada una de las redes sociales como Facebook, Instagram, Linked In, te pone en los ojos del mundo.

Depende de la calidad de información que proveas y una vez más, mantener una relación estrecha con tu audiencia. El resto es historia, las consultas llegarán y si haces las cosas con pasión y un espíritu de genuino servicio, los clientes llegarán directamente a tu vida.

!Felices ventas!

————————

https://emprendeideas.info es un sitio que ofrece opciones creativas para emprendedores. Si quieres compartir una idea puedes escribirnos aquí.