Uno de los grandes impedimentos del emprendedor es pensar que para emprender se necesita mucho dinero.

A continuación te diremos cómo puedes lanzar un negocio poco a poco para ver si tiene viabilidad y posibilidad de venta en el futuro. Lo mejor de todo es que no tienes que invertir grandes sumas de dinero, solo tu tiempo y creatividad.

Prototipo de negocio

¿Quieres emprender pero no sabes si tu producto o servicio serán de utilidad para alguien más? 

Haz una prueba de concepto, aún antes de comenzar a producir o vender nada.

1. Define el problema que observas a tu alrededor y que con tu producto o servicio deseas resolver.

2. Además de describir lo que vas a vender, estima el precio al cual lo ofrecerás y la manera en que harás llegar tu producto o servicio a tus clientes.

3. Describe además las razones por las cuales comprarían tu producto.

4. Ahora haz uso de tu imaginación y con toda la información que has generado, bautiza a tu producto con una marca.

5. Diseña un banner o anuncio publicitario con una foto atractiva y texto que pueda llamar la atención a los posibles clientes. No olvides escribir la frase: “Te gustaría tener… “ “Si estás interesado, envíanos un mensaje a XXXX.XXXXX”

6. Envíala entre tus chats de conocidos y amigos y espera a ver cuántas personas responden.

Prueba de Mercado

Si haz probado el concepto de tu idea y has visto una buena respuesta puedes dar un siguiente paso: lanza tu negocio a través de las redes sociales y haz una prueba de mercado.

Las redes sociales ganan dinero de vender publicidad para que los usuarios de dichas comunidades puedan verlos. De tal forma que tu única inversión económica será cuando decidas gastar en publicidad si así lo deseas.

Si no quieres gastar dinero aún pero quieres darle una “cara virtual” a tu negocio, Facebook, Instagram, Pinterest o incluso Youtube pueden ser tus grandes aliados.

¿Qué ocupas para abrir una cuenta?

Tener una cuenta personal, a partir de ella puedes hacer tu página de empresa. A tu página de empresa vincúlala con atractivas fotos y mensajes.

A menos que inviertas dinero en una campaña publicitaria, la presencia de tu marca en las redes no implica un gasto.

Recuerda dejar una forma de contacto como un teléfono, número de teléfono de chat y/o un correo electrónico para que las personas que estén interesadas puedan solicitar más información.

La gran ventaja de las redes sociales es que dentro de ellas, las personas interesadas en contactarte también pueden dejarte mensajes.

Así que ya lo sabes, sin inversión económica, pero con muchas ganas, creatividad y ventas virtuales puedes lograr que tu concepto se convierta en una realidad.


https://emprendeideas.info es un sitio que ofrece opciones creativas para emprendedores. Si quieres compartir tu opinión e ideas puedes escribirnos aquí.