fijar metas_

El día a día nos lleva a cumplir con rutinas, tareas y responsabilidades que muchas veces nos hacen ir en “automático”. Esto nos puede llevar fácilmente a momentos en el tiempo en que nos podemos preguntar: “¿qué he estado haciendo con mi vida?, ¿es esto lo que quería lograr con ella?.

Para no llegar a estos momentos que pueden provocarnos frustración, te compartimos algunos consejos.

1. Practica la consciencia del momento, el “aquí” y el “ahora”. Ya que nuestra mente puede estar concentrada en las tareas que debemos cumplir en el futuro, o que alguna emoción nos tenga anclados en el pasado, practicar la consciencia del momento, nos da mayor posibilidad de no desviarnos.

2. Conócete más. Es el momento de hacer un alto y mirarnos en el espejo. Escribe en una hoja, todas las cualidades o fortalezas que tengas, así como las áreas de oportunidad para crecer como persona, como miembro de tu familia o en tu área profesional.

3. Escribe en una hoja en qué te gustaría lograr este año, en cinco años y cómo te gustaría verte a ti mismo en 10 años. Gurús del éxito repiten cada vez más que sin enfoque, no se llega a ninguna parte.

4. Inspírate. Sal a caminar, de paseo, habla con conocidos y con desconocidos. Lee libros, mira biografías de personas a quien admires y observa su propia ruta para lograr sus metas.

5. Medita. No hay mejor persona ni sabio más sabio que el que está en el interior de cada uno de nosotros. Regálate sosiego, paz, tranquilidad, armonía. Tu ser interior no se equivoca y te guiará directamente hacia las ideas que mejor te convienen. Solo hay que intentarlo.

6. Deja a un lado los distractores. El teléfono fijo, el móvil, internet, los chats, el periódico, revistas, todo son distractores de nuestro precioso tiempo. Si te cuesta mucho deshacerte de ellos, solo ponlos en otra habitación y construye tu futuro desde el día de hoy.

7. Aléjate de las toxinas. Desgraciadamente nuestra vida está rodeada por gente en armonía con ellos mismos y muchas otras personas que no lo están. Estos últimos pueden ser “sanguijuelas” de energía. No lo permitas. Si no te queda más remedio que convivir con ellas, recuerda que tu y nadie más que tu eres el dueño de tus emociones, no dejes que nada te robe tus sueños.

8. Alimenta tu espíritu. Ya sea con tu música preferida, con una vela aromática, con la compañía de una planta preferida. Como tu lo decidas, pero rodéate de esos pequeños detalles que hacen una gran diferencia en tu entorno y te ponen en modo productivo.

9. Avanza. A veces parece que no llega el día de ver nuestros sueños hechos realidad, lo importante es que cada día lo concluyas consciente de que hiciste algo para alcanzar tu meta, por poco que haya sido, pequeños pasos pueden lograr grandes resultados.

10. Escribe tu diario. Cada día, un éxito, cada paso, se va dejando por escrito. Así en días de agotamiento, este libro se convertirá en tu mejor aliado. Todos podemos tener días peores y mejores, éste diario te recordará lo bien que lo estás haciendo.

——————–

https://emprendeideas.info es un sitio que ofrece opciones creativas para emprendedores. Si quieres compartir una idea puedes escribirnos aquí.